Microanotaciones

domingo, junio 17, 2007

Dietéticos...

Hace unos años, cuando salió el agua Levité de Bonafont, yo tomaba demasiado refresco. Cuando la encontré me aficioné a ella. Era saborizada y endulzada con azúcar, pero al menos no traía colorantes ni gas. Y lo mejor: No era dietética.

Yo no es que esté eticamente contra las cosas dietéticas. Y no tengo nada contra los alimentos bajos en grasas. Pero es que de plano no soporto el aspartame. A mucha gente le puede saber bien o al menos tolerable, pero a mi me deja un horrible resabio amargo en la boca.

Y no entiendo esa manía de las empresas se sacar tanto producto "endulzado" con eso, ya que por lo que he comprobado somos muchos los que encontramos desagradable su sabor.

En fin, el asunto es que me gustó la Levité. Y la compraba por cajas. Algo así como una caja a la quincena. Quizá no era mucho para ellos...

Un día, a principios del 2006, Bonafont descontinuó la Levité original y sacó una horrible imitación "endulzada" con aspartame. Inmediatamente busqué el sitio y les mandé un correo. Y la dejé de comprar.

El correo me lo respondieron con una carta de esas a todas luces de formato automático invitandome a llamarles por teléfono. Y no lo hice. ¿Porque habría de hacerlo? Podíamos perfectamente entendernos por correo y no les interesó. Y el agraviado fui yó, consumidor.

Como dejé de comprarla, la verdad sufrí. La única alternativa es Cactus, pero tiene mucho menos distribución. Finalmente me acostumbré a entrar al Oxxo y verla y no poder tomarla.

Finalmente el tiempo me dió la razón. Veo en los comerciales de TV que Bonafont relanzó la Levité Original. Por pura curiosidad la he buscado y no la he visto en ningun comercio. Pero aunque la encontrara, ya me acostumbré a arreglarmelas sin ella.

¿Bonafont? Que se vayan al cuerno. Me trataron con desprecio. Pues que con su pan se lo coman. Sé que no van a quebrar porque yo no les compre, pero igual no la pienso tomar.

Categorías: cat, cat, cat.

Etiquetas adicionales: , , , , , .

5 comentarios:

Fernando Barajas dijo...

En verdad el aspartame sabe horrible. Yo soy pre-diabético y tengo que comer con bajas calorías. La sucralosa sabe menos feo, y ya se usa en varios productos. Digo, no sabe igual que el azucar, pero a la sucralosa ya me acostumbré y al aspartame jamás.

Rubén dijo...

Y déjate del mal sabor, lo malo para la salud que son todas esas sustancias. Al aspartame se le ha relacionado directamente con la fibromialgia, que recientemente ha atraído la mirada de los médicos, pero no hacen nada.
No sé qué es peor, que ya casi todos los consumibles traigan aspartame, acesulfame, fenilalanina..., o que tanto consumidores como productores pretendan que no es un problema.
Personalmente, trato en lo posible de no consumir productos de ese tipo, en especial cuando en la etiqueta sólo lo mencionan como 'endulzantes' o 'conservadores'

nena dijo...

Y como si fuera poco lo horrible del sabor del aspartame, también hay que tomar en cuenta cuanto afecta a la economía de nuestro pais el que no se consuma el azúcar que se produce debido a la utilización de alguno de estos sustitutos.

Fëaluin dijo...

Fernando: Sinceramente como no soy fan de los sustitutos de azúcar, generalmente los evito y no he probado que tan tolerable pueda ser la sucralosa... lo tomaré en cuenta para probar.

Rubén: Y tantos que los toman porque "son más sanos"...

Nena: Habría que considerar con eso lo del biocombustible...

Fëaluin dijo...

Fernando:

Me estoy tomando un "JULIGHT Agua sin calorías", endulzado con sucralosa... efectivamente sabe menos peor que el aspartame. Más específicamente, no deja resabio... Pero aún así prefiero el azúcar.