Microanotaciones

miércoles, noviembre 15, 2006

"Lástima Margarito"

Seguro que todavía hay muchos que recuerdan el origen de la expresión, pero a que la mayoría no tine idea de donde viene. Va pues.

Hace casi 20 años, en 1988, hubo en Imevisión (antecedente de TV Azteca) un programa sabatino llamado La Caravana, conducido por Víctor Trujillo y Ausencio Cruz. Este programa intentaba recuperar la tradición de las carpas en en DF y tenían un escenario movil con el que se presentaban en distintos lugares. De ahí el nombre.

Pues bien, este programa estaba compuesto por puro sketch. En uno de ellos interpretaban una parodia de los programas de concurso de la época y anteriores. Ahora es más común que la gente gane y gane buenos premios, pero en ese entonces mucha de la gente que participaba nomás hacía el ridículo de gratis... y hasta de los que ganaban, muchas veces eran "paqueteconsueles", porque no valían gran cosa.

En fín, el caso es que el supuesto programa de concursos se llamaba "La Pirinola". Víctor interpretaba a un conductor trajeado, creído y condescendiente llamado Johnny Latino. Ausencio interpretaba a una persona humilde llamado Margarito Pérez "para servir a usted" al que le hacía mucha ilusión concursar para salir de algunos de sus problemas económicos.

Johnny Latino presentaba el programa, recibía al concursante, le preguntaba de su vida y le explicaba la primera etapa del concurso --el concurso era siempre distinto, pero invariablemente era de tres etapas--. Margarito pasaba con suma facilidad la primera etapa y con gran ilusión reclamaba su premio, pero entonces Johnny le explicaba que tenía que superar una etapa más.

La segunda etapa a veces era igual de fácil y a veces Margarito sufría para pasarla, pero siempre la pasaba, y volvía a pedir su premio.

Entonces Johnny le explicaba que había otra etapa más. La tercera etapa eran siempre cosas practicamente imposibles. Margarito sufría mientras se la explicaban y no lo podía creer. Luego intentaba desesperadamente lograr la meta, pero por supuesto fallaba. Cuando se terminaba el tiempo, Johnny exclamaba "¡Láaastiiima Margaritooo!" y le entregaba un premio de consolación que no servía para nada (recuerdo que una vez le dió el número de la catafixia) a lo que Margarito sumisamente reclamaba que el había hecho las etapas anteriores y que el necesitaba el premio.

Ahora que lo recuerdo era sumamente cruel... pero finalmente casi siempre es así el humor: uno se rie de las desgracias ajenas... ¿que no?

Categorías: cat, cat, cat.

Etiquetas adicionales: , , .

2 comentarios:

Ruth_Mty dijo...

Ahh que tiempos aquellos!! solo una observación, Trujillo no decía Laaastimaa Margarito" el lo decia remarcando las silabas
"Las-ti-ma-mar-ga-ri-to!" jajaja o algo así...

SalU2!

Fëaluin dijo...

Hola Ruth.

Si recuerdo que remarcaba las sílabas, pero a mi me parece que tambien las alargaba... algo así como "¿Láas-tiii-ma Mar-ga-ri-tooo!

Digo, así lo recuerdo yo...